La importancia de las actividades de incentivos

Barcelona es junto a Madrid, la ciudad de España donde más eventos para empresas se celebran en España. Es una ciudad que con dinero en Barcelona uno puede conseguir de todo, o casi de todo, y en ese todo hay cosas muy buenas porque Barcelona es una gran ciudad donde llevar a cabo una reunión o evento de empresa.

Es por ello que se trata de dos ciudades muy buenas y completas para realizar cualquier tipo de actividad de Team Building. Se trata de ciudades atractivas a nivel internacional debido a ser grandes destinos y destacan por ser vistas como ciudades modernas, avanzadas, con estilo, liberales, con un clima excelente, con las cuatro estaciones bien definidas.

Si bien la capital de España acoge un gran número de eventos para empresas que tienen su sede allí, Barcelona destaca por ser la sede de muchos eventos internacionales: ya sean convenciones de empresa, viajes de incentivo, eventos de Team Building y congresos. De ahí el gran número de agencias de eventos, DMC´s y proveedores especialista para eventos que operan en esta gran ciudad. Algunas de estas agencias, no son originalmente de Barcelona, pero siguen considerando Barcelona como uno de sus principales destinos y tienen oficinas y personal localizado y trabajan asiduamente en esta ciudad. Barcelona es una gran ciudad para los eventos de empresa.

Posee ambiente de empresa multinacional, fundamentalmente de carácter norteamericano, que escogen Barcelona como ciudad para sus eventos de empresa.

El Team Building es una actividad o servicio que contratan las empresas desde hace más de dos décadas, pero en los últimos años goza de su etapa de mayor éxito. Team (equipo) y Building (construcción) se podría traducir al español como construcción de equipos. Y como construcción de equipos, entendemos todas aquellas actividades realizadas por empresas u otras organizaciones. Si bien, para construir equipo se pueden hacer miles de procedimientos en el día a día de la empresa, normalmente, entendemos como Team Building, aquellas actividades que se llevan a cabo, específicamente para construir equipo. Normalmente, con una actividad participativa diseñada a medida de las necesidades del cliente y en un espacio y lugar determinado, por lo que acostumbra a celebrarse como un evento. Estos eventos acostumbran a llevarse a cabo en espacios alejados de la vida cotidiana, en un entorno diferente, para permitir al trabajador liberarse de las tensiones y así relacionarse de forma distendida con sus compañeros.

En algunas ocasiones los equipos de las empresas no funcionan con el nivel de eficacia deseado ni consiguen los resultados esperados: en cosas no tienen definidos o no conocen sus objetivos, no saben lo que se espera de ellos, existen conflictos entre las personas, tienen poca experiencia o falta de capacidad y, por tanto, no se cumplen los objetivos y su rendimiento y resultados son bajos.

Estas situaciones tienen como consecuencia una baja productividad en la organización, conflictos que derivan en malas relaciones interpersonales, pérdida de la motivación e insatisfacción de las personas. Tanto por parte del líder como de los diversos miembros del equipo.

Un equipo de alto rendimiento es aquel equipo que consigue un elevado nivel de resultados con una elevada satisfacción y motivación de sus integrantes. Conseguir tener equipos, integrados, motivados hacia un objetivo común y productivos (un equipo de alto rendimiento) es una de las principales prioridades que tienen las empresas. Sobre todo, en este momento, cuando la competencia es tan dura.

Construir un equipo de alto rendimiento no es tarea fácil.  Los líderes lo saben. De entrada, es muy importante una muy buena y clara política de selección y contratación. Hay que atraer a los individuos más competentes para cada posición y conseguir que estén motivados para el proyecto. Y, además, no solo hay que tener el mejor candidato para cada puesto, sino que además tienen que encajar entre sí. Por otro lado, una vez tenemos a las personas hay que lidiar con cientos de problemas que surgen en un mundo cambiante. Es muy importante que al frente del equipo haya un gran líder. Un líder con capacidad de trabajo, con visión, con mucha calidad humana y empatía con el resto de los miembros del equipo. Para crear un equipo de alto rendimiento el líder deberá:

  • Marcar objetivos.
  • Definir un sistema de medición del nivel de alcance de los objetivos.
  • Definir sistemas de comunicación entre los miembros del equipo.
  • Definir procedimientos para que los miembros del equipo tomen decisiones y solucionen problemas.

Desarrollar sistemas de gestión de personal (reclutamiento, formación, motivación, etc.). Es difícil conseguir un equipo de alto rendimiento y, aun así, aunque lo consigamos, se nos plantea un reto todavía más difícil: procurar mantenerlo a través del tiempo.

A los eventos de Team Building también se les puede llamar eventos participativos porque, a diferencia, de otros eventos, como, por ejemplo, un espectáculo, en estos eventos, se les “invita” a los participantes a que trabajen en equipo y superen una o varias pruebas. Pruebas que, para superarlas, requerirá la total implicación de todos los miembros del equipo. En los eventos de Team Building los protagonistas del evento, son los mismos participantes y, al final del evento, una vez superadas las pruebas, se aplaudirán a sí mismos.

Los objetivos del Team Building se centran en la mejora de la comunicación personal entre los trabajadores, fomentar una actitud positiva entre ellos y para con la organización y, especialmente, incrementar el sentimiento de pertenencia a la empresa, así como potenciar determinados rasgos de liderazgo entre algunos de los miembros participantes como el feedback y la capacidad de coordinar y escuchar. El principal objetivo del Team Building es lograr que un grupo de personas con habilidades distintas y complementarias consigan transformarse en un equipo, esforzarse por alcanzar un objetivo común y aportar lo mejor de sí mismas bajo la dirección de un líder.

Los buenos resultados conseguidos por importantes corporaciones gracias a la organización continuada de estas reuniones de trabajo en equipo, son los responsables de que actualmente las sesiones de Team Building sean una dinámica común entre las empresas que buscan mejorar la productividad de sus empleados a través de la motivación y la cohesión grupal para conseguir que a raíz de estas prácticas sean capaces de trabajar juntos de un modo mucho más efectivo y eficiente.

En este tipo de reuniones se trabajan características importantes para que un grupo funcione y esté organizado mediante la autoevaluación de cada uno de los participantes, la confianza en el equipo y el compañerismo además de fomentar el crecimiento personal y profesional a través de la demostración de la valía individual dentro de los trabajos en equipo.

Se trata normalmente de competiciones ficticias entre diferentes grupos de empleados para conseguir que el trabajo en equipo y la coordinación entre los miembros para realizar las actividades marcadas conociéndose mejor e inter relacionándose entre ellos con el objetivo de convertirse en el “equipo ganador” del evento.

Aunque existen todo tipo de actividades de Team Building muchas de ellas no competitivas: comidas de empresa, viajes en grupo, actividades deportivas, asistencia a eventos interesantes y motivadores, exposiciones de temas en jornadas colectivas, etc.

Los beneficios principales son:

  • Aumento de la colaboración
  • Mejora de la productividad
  • Aumento de la cohesión
  • Mejora las habilidades de moral y de liderazgo
  • Encuentra las barreras que impiden la creatividad
  • Define claramente los objetivos y metas
  • Mejora de procesos y procedimientos
  • Mejora la productividad de la organización
  • Identifica las fortalezas y debilidades de un equipo
  • Mejora la capacidad de resolver problemas

Claves de un evento de Team Building

  • Establece un objetivo claro
  • Innovación
  • Elige un tema
  • Crear expectativas
  • Analizar los resultados

Team Building no sólo son importantes para la experiencia inmediata en las actividades realizadas por el equipo, sino también para desarrollar las habilidades de grupo, la comunicación entre sus componentes y la consecución más eficaz de su objetivo, de sus resultados.

Estas actividades, ya sean una carrera de obstáculos o el reto de construir una balsa navegable, son una experiencia de aprendizaje de alto impacto. Son programas de formación de equipos que proporcionan experiencias realistas permitiendo a los individuos que las realizan mejorar su capacidad para contribuir a los objetivos comunes.

Los eventos que más se suelen realizar por el ámbito lúdico y más bien de celebración y reconocimiento hay otros tipos de eventos de empresa, como son los Aniversarios, que son los eventos de empresa destinados a celebrar, como su propio nombre indica, el aniversario de la compañía; estos eventos podrían hacer uso de otros, (como las convenciones), para entremezclar sus objetivos de ocio, (como, por ejemplo, organizar una cena y otorgar premios a empleados destacados), con otros objetivos más destinados al marketing y el posicionamiento de la marca, (como el lanzamiento de un nuevo producto estrella, identificado con el propio aniversario). Los aniversarios, a veces, no solo buscan el celebrar, premiar y reconocer a los empleados, sino que son eventos de empresa de especial relevancia pública, y una oportunidad única para que la compañía establezca nuevos giros en su imagen corporativa. Los eventos de Team Building acostumbran a ser muy apropiados para este tipo de celebraciones.

Por último, pero no por ello menos importante, se encuentran unos eventos de empresa tradicionales como son las comidas de Navidad: una cena o comida, (en Navidad, por supuesto), destinada a fortalecer, (o generar desde cero), las relaciones entre empleados y directivos, o entre los propios empleados. Y en este tipo de celebraciones también es apropiado organizar alguna actividad de Team Building, aunque, en la realidad, muchas empresas, siguen optando por lo clásico y se limitan a una comida o una cena, sin poner un énfasis especial en este tipo de actividades de Team Building.

Finalmente, encontraríamos el último de los eventos de empresa: los viajes de incentivo. Los viajes de incentivo son viajes gratuitos, ofrecidos a los empleados, y gestionados por empresas profesionales. No cualquier viaje puede ser considerado un viaje de incentivo, (o, al menos, no uno bueno): es necesario que, entre otras cosas, el viaje cuente con actividades lúdicas, (no profesionales), y, como se ha mencionado, de creación de comunidades, no solo recreativas.